El Fla-Flu de 1963, el partido de clubes con más espectadores de la historia

Fotografía del Fluminense - Flamengo de 1963 en Maracaná

Este sábado se cumplen 49 años del Fluminense – Flamengo del 63, el partido entre clubes con mayor número de espectadores en las gradas en toda la historia del fútbol.

La rivalidad entre Fluminense y Flamengo, los dos mayores clubes de Rio de Janeiro, ha sido siempre intensa, auténtico reflejo de una lucha de clases. No en vano, sus aficionados proceden tradicionalmente de estamentos sociales completamente opuestos.

El Fluminense Football Club fue fundado en 1902 en el barrio aristocrático de Laranjeiras por hijos de ricos expatriados procedentes de Reino Unido, y todavía hoy es considerado como un club representativo de la clase pudiente. La sección de fútbol del Flamengo nació en 1911 como una escisión de varios jugadores del Flu que, tras una disputa con la entidad, decidieron unirse al por aquel entonces club de remo para añadir el fútbol a sus actividades. Flamengo se erigiría de inmediato en el equipo representativo del pueblo, gracias, en parte, al gran número de jugadores de raza negra que vestían su camiseta. La enemistad entre ambos estaba servida y, desde sus inicios, el conocido como derbi Fla-Flu ha sido el de mayor rivalidad de todo el fútbol brasileño.

Pero al flamante derbi de Rio le faltaba el factor de espectacularidad que dan los grandes estadios a este tipo de partidos.  Aun moviendo masas, ninguno de los dos clubes contaba en sus primeras décadas de vida con un recinto de juego capaz de acoger el potencial aforo de sus encuentros. Laranjeiras permitía la entrada de 25.000 aficionados, mientras que el estadio de Flamengo, en el barrio de Gavea, apenas pudo acoger 13.000 espectadores en el partido entre ambos equipos que decidió el Campeonato Carioca de 1941.

Todo cambiaría con la construcción, en 1950, del gigantesco Estadio de Maracaná, levantado con capital estatal para ser sede de la final del Mundial FIFA del mismo año y que, desde entonces, han utilizado Fluminense y Flamengo para sus respectivos partidos. Ninguno de los dos clubes ha sido capaz de atraer los más de 200.000 espectadores que presenciaron in situ el histórico Maracanazo de Uruguay aquel verano de 1950, pero al derbi Fla-Flu sí le corresponde el honor de ser el partido de clubes con mayor número de asistentes en toda la historia de este deporte.

Fue el 15 de diciembre de 1963, en un partido correspondiente a la final del Campeonato Carioca. Pagaron su entrada para entrar al campo un total de 177.656 espectadores, pero se estima que la asistencia real, sumando todos aquellos que se las ingeniaron de una manera u otra para acceder al recinto, fue de hasta 194.600 personas. Para que nos hagamos una idea de su magnitud, esa cifra es equivalente a… ¡la población actual de Pamplona! Este documento de RSSSF Brasil así lo atestigua.

Solo dos partidos de selecciones nacionales han atraído más espectadores a las gradas, también en el Estadio de Maracaná: la ya citada final del Mundial del 50, con 173.850 espectadores en el recuento oficial (más de 200.000 en total), y un partido de clasificación para el Mundial del 54 entre Brasil y Paraguay, al que, según las crónicas de la época, pudieron asistir unos 195.500 aficionados. Pese a la expectación creada, aquel derbi de Rio de finales del 63 terminó con empate sin goles.  La torcida de Flamengo, al menos, pudo celebrar el triunfo final de su equipo en el torneo Carioca de aquel año.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s